lunes, 4 de mayo de 2015

CARAVAN - In the land of grey and pink (1971)


Pye Hastings.................Guitarra acústica y eléctrica, voz
Richard Sinclair.............Bajo, guitarra acústica, voz
David Sinclair................Órgano, mellotrón, piano, coros
Richard Coughlan......... Batería, percusión
Jimmy Hastings.............Flauta y saxo

1ª cara:
- Golf girls
- Winter wine
- Love to love you (and tonight pigs will fly)
- In the land of grey and pink
2ª cara:
- Nine feet underground
                a) Nigel blows a tune
                b) Love's a friend
                c) Make it 76
                d) Dance of the seven paper hankies
                e) Hold grandad by the nose
                f) Honest I did!
                g) Disassociation
                h) 100% proof

Hoy estamos ante una de las grandes formaciones que abanderó un movimiento que se denominaría "Canterbury scene" ó "sonido Canterbury". La explicación es la gran cantidad de grupos de vanguardia que nacieron a finales de los 60 tras la explosión hippy en la región de Canterbury. Con un estilo propio bandas como SOFT MACHINE, CARAVAN, NATIONAL HEALTH, HARTFIELD AND THE NORTH, GONG etc; aparecen en escena innovando el panorama a través de la experimentación, el virtuosismo, la profesionalidad y la búsqueda de nuevos sonidos caracterizados por desarrollos muy complejos con gran cantidad de jazz aplicado.

En este álbum CARAVAN vive posiblemente el mejor de sus momentos en cuanto a creatividad se refiere. Son unos chicos que ya se conocían antes de formar el grupo y en este 3º Lp su grado de compenetración es total. Su sonido está vivo, es sólido, brillante y preciso.

La primera cara son temas en los que descubrimos una amalgama entre el British pop y el rock sinfónico y progresivo del momento. Ricos en matices, arreglos sutiles, ambientes delicados y suaves que dan lugar a unas composiciones y letras alegres y simpáticas, muy positivas y con unas melodías interesantes que desde un primer momento enganchan emanando un cierto tufillo folk y hippy.

Las canciones están hilvanadas por un fantástico órgano que se erige como identidad del quinteto y que nos va a demostrar de lo que es capaz en los solos que nos ofrecerá a lo largo de la obra. Las guitarras acústicas dan lugar a que el sonido se suavice y se acerque al folk. Tampoco hay que olvidar a la sección rítmica del grupo porque juegan un papel esencial también a la hora de dar potencia, vigor y dinamismo.

El tema homónimo del disco es una auténtica delicia en la que el piano sigue poniéndome la piel de gallina después de 20 años, y es que está hecho con un gusto exquisito.

La segunda cara está ocupada por un sólo corte compuesto de varias partes. Desde el primer momento el órgano ataca con un solo acolchado por un teclado de fondo. Es el momento de pasar a la improvisación y la batalla; se desmelenan dejando a un lado los temas simpáticos y pasan a desarrollos jazzísticos complejos. El sonido Canterbury se presenta sin tapujos.

Melodías fantásticas a cargo de un órgano que echa humo sobre un ritmo vivo y que van cambiando a lo largo de la extensa sesión.  Una vez más labor inconmensurable de bajo y batería consiguiendo temas fuertes y compactos. Conforme avanzan los surcos hacia el final el teclado se vuelve más y más agresivo en sus solos y la improvisación es ya habitual. Hasta la guitarra eléctrica se deja ver con unos riffs más asimilados al Rock.

Vinilo fundamental, redondo, sin resquicios con una calidad muy alta de principio a fin en el que la monotonía no tiene lugar.

PUNTUACION: (De 1 a 10): 8,9


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer algún comentario, aportar algo, lo que sea, se bienvenido

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...